LA UE DECLARA LA GUERRA A EUROPA

 

Extraordinario análisis de D. Fernando del Pino- Calvo Sotelo, sobre el conflicto con Rusia y la dependencia estadounidense, que por su interés reproducimos.

 

 

La UE declara la guerra a Europa

El entreguismo de la sedicente “élite” europea a EE. UU. causa extrañeza. En efecto, el verdadero responsable de la política exterior de la UE no parece ser el Alto Representante de turno, sino los Estados Unidos de América. Así, de forma patente, la política exterior europea no defiende los intereses de los europeos, sino los del gobierno norteamericano.

Fernando del Pino Calvo-Sotelo

28 de septiembre de 2022

El entreguismo de la sedicente “élite” europea a EE. UU. causa extrañeza. En efecto, el verdadero responsable de la política exterior de la UE no parece ser el Alto Representante de turno, sino los Estados Unidos de América. Así, de forma patente, la política exterior europea no defiende los intereses de los europeos, sino los del gobierno norteamericano.

Estados Unidos afirma constantemente que los países europeos son sus “aliados”, pero esta simplificación edulcora la fría realidad geopolítica. En efecto, en las relaciones internacionales no existen cursis alianzas basadas en la amistad o en “valores comunes”, sino uniones temporales de mayor o menor duración basadas en una confluencia de intereses o en relaciones de subordinación, como es el caso.

Además, EE. UU. ve a Europa más como reliquia de museo que como potencia, pues su militarismo sólo respeta a quienes cuentan con ejércitos importantes y Europa no los tiene.

Pero lo más relevante es que para Estados Unidos Europa es un competidor, y de igual modo que a lo largo de la Historia el Reino Unido siempre intrigó para que la Europa continental se mantuviera débil y dividida, el gobierno norteamericano considera que una Eurasia en paz y unida por la interdependencia de lazos comerciales supone una amenaza a su hegemonía política y económica (doctrina Brzezinski).

Por lo tanto, la cronificación de la guerra en Ucrania no tiene nada de altruista, sino que es para EE. UU. un arma geopolítica para debilitar a Eurasia. Divide et impera.

El inicio del conflicto, de hecho, ha coincidido con la finalización del gaseoducto Nord Stream 2, que reforzaba enormemente los lazos de Rusia con Europa como proveedor de energía barata. ¿Creen que ha sido una coincidencia?

Así, el primer objetivo americano al involucrar a Europa en esta guerra era hacer descarrilar dicha infraestructura, considerada una amenaza estratégica para los intereses norteamericanos, e inicialmente lo logró gracias al entreguismo del gobierno alemán.

Y cuando ante la llegada del invierno Alemania empezaba a comprender su error, se produce el sabotaje submarino simultáneo de Nord Stream 1 y 2. ¿Qué países poseen la capacidad operativa para hacerlo? ¿Cui prodest? ¿Quién se beneficia de ello?

“Preparados, disparen, apunten”

En contraste con la calculada estrategia norteamericana, la toma de decisiones de la UE no ha sido precedida de ningún análisis coste-beneficio mínimamente serio que defendiera los intereses de los europeos. La consigna ha sido: preparados, disparen, apunten, y al disparar primero y apuntar después nos hemos pegado un tiro en el pie.

Al inmiscuirse en un pulso de poder que nos era completamente ajeno, los burócratas de la UE no han hecho más que contentar a EE. UU. y, no satisfechos con propiciar una escalada del conflicto, han ido imponiendo sanciones sin ton ni son en un descabellado in crescendo que puede suponer el tercer suicidio de Europa en un siglo.

En efecto, estas sanciones están perjudicando mucho más al ciudadano europeo que al ruso. Aunque la fluctuación de las divisas responda a factores complejos, una muestra del efecto de las sanciones es la evolución del rublo y del euro frente al dólar desde que comenzó la guerra. El rublo sube y el euro se hunde:

La caída del euro, además, contribuye al gravísimo problema de inflación preexistente (empeorado por la guerra) que en España amenaza con devolver a la pobreza, vía pérdida de poder adquisitivo, a nuestra frágil clase media, creada con enorme esfuerzo a partir de 1950.

Asimismo, al romper relaciones comerciales con el proveedor ruso, hemos creado una crisis energética sin precedentes previamente sembrada por el fanatismo “verde”. Efectivamente, sólo Europa se toma tan en serio el timo del cambio climático inventado por el globalismo, cuyo resultado final serán los apagones y una factura eléctrica inasumible.

Intentar justificar el actual boicot a productos rusos criticando a posteriori la “dependencia energética” que teníamos de Rusia es una triquiñuela. Europa carece de suficientes fuentes de energía propias, luego a medio plazo simplemente sustituiremos la dependencia energética de Rusia por la dependencia energética de EE. UU., de las dictaduras árabes o del Magreb. ¿Hemos mejorado? No lo creo.

En poco tiempo Rusia podrá establecer nuevos lazos para vender sus abundantes materias primas a China e India, hogar del 36% de la población mundial, y probablemente la perdamos para siempre. ¿Comprenden ustedes el golpe de gracia a la prosperidad futura de Europa que nos ha dado EE. UU. con la complicidad de los ineptos de Bruselas y Berlín?

Aprendiendo de la historia

Decía Santayana que “aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo”. El 28 de junio de 1914 el heredero de la corona del Impero Austrohúngaro fue asesinado a tiros en un atentado terrorista en Sarajevo (entonces Serbia).

Sólo cuatro semanas después y tras un ultimátum, Austria declaró la guerra a Serbia a pesar de que este país había aceptado 13 de los 14 puntos de dicho ultimátum. Los yonquis del poder tenían decidido ir a la guerra y las “causas” inmediatas del conflicto no fueron más que coartadas, como suele ocurrir.

La política de alianzas transformó entonces una contienda local en una devastadora guerra mundial. Rusia activó su alianza con Serbia y anunció la movilización de sus tropas, lo que propició que Alemania, aliada de Austria, declarara la guerra a Rusia; Francia acudió en ayuda de Rusia y Gran Bretaña en ayuda de Francia, quedando conformados dos bandos: la Triple Entente (Francia, Reino Unido y el Imperio Ruso) frente a los dos grandes imperios centroeuropeos, Alemania y Austria. Más adelante, Italia, Japón, el imperio otomano y otros países se unirían a uno u otro bando.

Cuatro años más tarde la devastación era absoluta: en los campos de Europa yacían los cadáveres de 17 millones de personas sin que para entonces nadie recordara el motivo real por el que habían muerto.

De aquí se desprenden algunas lecciones para la Europa de hoy. Primero, el poder no sólo corrompe la moral del individuo, sino también su capacidad de juicio. Así, en 1914 las “élites” europeas arrastraron al continente hacia la hecatombe con una estupidez, frivolidad e inmoralidad aterradoras. Segundo, las “alianzas” son peligrosas armas de doble filo que pueden transformar un conflicto local en una guerra mundial.

El artículo 5 de la OTAN, por ejemplo, fue diseñado para disuadir al difunto Pacto de Varsovia de tentaciones expansionistas durante la Guerra Fría. Lo que en realidad preveía no era la ayuda mutua de sus débiles firmantes, sino la protección del fuerte (es decir, de EEUU) a cualquiera de ellos.

Sin embargo, era sólo un arma disuasoria. De no haber funcionado, ¿qué habría ocurrido? El papel lo aguanta todo, pero bajemos a lo concreto: ¿enviaría usted a su hijo a luchar y morir por Ucrania? ¿Cree usted que los alemanes o los ingleses vendrían a defendernos de un ataque de Marruecos?

LA OTAN, ¿fuente de paz o de conflicto?

El órdago del artículo 5 fue un éxito, pero quedó obsoleto cuando la amenaza del comunismo soviético desapareció en 1991. De hecho, la OTAN es hoy exclusivamente una herramienta de poder norteamericana y una organización cuya supervivencia depende de que su enemigo tradicional siga siéndolo. De ahí su interés por que la opinión pública identifique falazmente a la actual Rusia con la antigua URSS, aunque nada tengan que ver.

Al igual que la OTAN, las vastas estructuras burocráticas de las agencias de inteligencia, el Departamento de Estado y el complejo militar-industrial norteamericanos (el Deep State) dependen de la existencia de un enemigo grande que justifique su tamaño y su poder. Sólo hay que aplicar la lógica del cui prodest y comprender los mecanismos de la patología del poder para concluir que, como el Ministerio de la Paz de Orwell, están tan interesados en la guerra perpetua como la OMS lo está en la pandemia perpetua.

Pero más allá de cuestionar la OTAN, lo preocupante es que, como en la Primera Guerra Mundial, el poder ha corrompido la moral y la capacidad de juicio de la “élite” europea y un dominó de alianzas puede transformar un conflicto local de daño contenido en una contienda mundial de consecuencias imprevisibles.

El objetivo de Estados Unidos es debilitar a Rusia…y a Europa

Mientras Occidente se obsesiona con Ucrania, en el resto del planeta no ocurre lo mismo. De hecho, los países que han sancionado a Rusia suponen sólo el 13% de la población mundial. El 87% restante mantiene sus relaciones con Rusia incólumes. ¿Es Rusia la que se está quedando sola o es Occidente?

Quizá el resto del mundo tiene claro que el origen del conflicto está en la provocación de EEUU a Rusia (sirviéndose del corrupto régimen ucraniano) esperando que el glacial autócrata ruso mordiera el anzuelo con sus mandíbulas de acero, como hizo. Por eso, el único actor mundial interesado en prolongar la guerra en Ucrania es EEUU, motivo por el cual hizo descarrilar las negociaciones entre ambos bandos llevadas a cabo antes de verano en Turquía en las que Ucrania habría accedido a no entrar en la OTAN, a aceptar el statu quo de Crimea y el autogobierno del Donbass, ya reconocido en los Acuerdos de Minsk II del 2015.

¿No creen que el mundo sería hoy más seguro y próspero si se hubiera alcanzado dicho acuerdo? ¿Estamos mejor o peor?

En el orden global de las cosas, la guerra de Ucrania se enmarca en el intento de alargar la hegemonía anglosajona puesta en riesgo por el despertar de Asia y el declive moral de Occidente, y en este contexto a EE. UU. le interesa debilitar a Rusia a costa de Europa con una guerra de desgate en la que ellos no ponen los muertos ni sufren la debacle económica.

No sería la primera vez que Estados Unidos sacrifica a Europa en pro de sus intereses. En primavera de 1917 la opinión pública europea estaba harta de tanta carnicería. Tras la revolución, Rusia prometía retirarse del conflicto y Francia y Austria entablaban discretas conversaciones de paz: algunas divisiones francesas se negaban a combatir y el emperador Carlos de Austria, angustiado por no poder frenar la escabechina (en contraste con el agresivo káiser alemán), apelaba al papa Benedicto XV. Parecía que la guerra iba a acabar sin un claro vencedor, lo que suele ser el mejor resultado posible.

Sin embargo, EE. UU. quería protagonizar la organización del “nuevo orden” posbélico. Tras forzar la guerra contra España en 1898 con el pretexto del Maine, había probado el sabor del imperialismo y no podía dejar pasar la oportunidad de acabar con dos grandes competidores centroeuropeos.

De este modo, entró en la guerra a última hora utilizando la coartada du jour, alargándola un año más y produciendo como resultado unos vencedores y unos vencidos claros, que fueron humillados hasta el extremo en el Tratado de Versalles: el imperio austríaco fue desmembrado y Alemania condenada a la pobreza, lo que provocaría a la postre la llegada al poder de Hitler, democráticamente elegido por el desesperado pueblo alemán. EE. UU. apenas perdió 116.000 hombres, mientras los europeos perdieron millones.

Al borde del precipicio

Hoy Europa vuelve a estar al borde del precipicio porque la “élite” política europea se dedica a obedecer al amo americano y renegar de su obligación de defender a sus propios ciudadanos. Así, nos han involucrado imprudentemente en un pulso de poder que nos era ajeno y puesto en marcha sanciones de carácter autodestructivo que dañan a los europeos tanto como regocijan a los americanos, centrados sólo en preservar su preeminencia.

Europa, indefensa frente al belicismo norteamericano y abandonada por la cobardía e incompetencia de sus propias autoridades, se enfrenta al colapso económico y a una peligrosa escalada de un conflicto en el que se ha querido arrinconar a una potencia nuclear. Como en 1914, no cabe mayor estupidez, frivolidad e inmoralidad. ¿Quién defiende al ciudadano europeo? Nadie, y no comprender esto es no comprender nada.

 

¿ A QUIÉN BENEFICIA EL CORTE DEL NORD STREAM?

No son buenos tiempos para aplicar la lógica en general, vivimos tiempos caracterizados por la mentira y por la falsa visión.

El caso de el atentados a los gaseoductos Nord Stream, es uno de los asuntos en los que se quiere presentar una imagen distorsionada.

¿A quién beneficia el corte del gaseoducto?.

Es la pregunta clave. Rusia, no está interesada en cortar el gas, pues necesita el dinero que le revierte el mismo, además, en caso que así fuera, con cortar el suministro sería suficiente.

Sin embargo, los dirigentes de Estados Unidos, se han mostrado amenazantes repetidamente respecto al citado gasoducto, una amenaza para sus intereses comerciales al ser el proveedor de gas en Europa.

Pueden encontrar declaraciones al respecto tanto de Joe Biden y otros miembros de la administración. Algunos medios norteamericanos entre ellos el canal con más audiencia FOCX NEWS, han deslizado ya la sospecha de que Estados Unidos, boicoteara las tuberías de Nord Stream.

Obviamente no sabemos a ciencia cierta quien boicoteo el sistema de suministro en la profundidades del Báltico, pero aplicando el sentido común, sólo a Estados Unidos que siempre se ha mostrado contrario al gaseoducto, parece beneficiarle.

Ya sabemos que Putin es muy malo y cuanto más le intenten someter será peor, pero Joe Biden y quien le dirige a distancia, están tentando la paz en Europa, el bienestar de los habitantes del continente y por supuesto nuestra prosperidad.

Estados Unidos, ha hecho rehén a los dirigentes de la Comisión Europea, creando una indefensión total de los intereses reales de los países del viejo continente.    

LOS IMPUESTOS

Hemos entrado en campaña electoral y por lo tanto los políticos entran en “ebullición” con sus propuestas, la mayoría, pensadas en el último momento y que luego en gran parte no se cumplirán, porque los ciudadanos o pasamos del asunto, o no pedimos cuenta de ello como sería debido.

Ahora, la batalla está sobre los impuestos. Yo la llamaría más, la campaña que oculta el control de nuestras libertades.

Parto de la base y convicción de la necesidad de los impuestos, para mantener los servicios públicos, la educación y otros muchos asuntos y también de la necesidad de que los impuestos sean progresivos, que pague más el que más tiene.

Pero todo debe de ser dentro de unos límites de prudencia y sentido común y de un control, de cómo se gasta el dinero de todos.

A más impuestos, menos libertades, debido a que si los ciudadanos tenemos que dedicar como dedicamos seis meses de cada año a pagar impuestos, nuestra renta disponible es mínima y por consiguiente nuestra libertad y nuestra capacidad de decir sobre nuestro dinero.

Es decir, claramente los impuestos excesivos y sobre todo el gasto innecesario, afecta indirectamente a nuestras libertades.

Un ser humano, sin dinero que gastar es muy fácil de controlar por parte de unos Estados cada vez más voraces.

La Sagrada Escritura, nos habla del diezmo, pero es que ahora, estamos ya casi en la mitad de nuestras rentas disponibles, mientras vemos como se “regala” el dinero de todos para hacer políticas innecesarias e incluso perniciosas o para favorecer a grupos de interés.    

Es decir, cada vez las clases medias y trabajadoras son más pobres y sin embargo, grandes élites con capacidad de mover su dinero a diferentes “paraísos fiscales”, tienen más.

Por lo tanto los impuestos deben de ser razonables y razonados, para ello se debe mejorar la gestión pública, con una mayor control y racionalidad y gastar con mesura lo que es de todos y no ir por la Quinta Avenue, “regalando dinero” a organizaciones inservibles y ricas por intereses propios.

Nos esperan unos meses por parte de los diferentes partidos, en los que las ocurrencias serán diarias, en una muestra más de que no nos respetan y que viven en una realidad paralela.

España, dicen algunos economistas, podría ahorrar unos sesenta mil millones de euros al año de gasto con mejoras en el control del gasto y suprimiendo todo aquello que suponga un gasto superfluo, pero nuestros dirigentes, sean del partido que sean, prefieren repartir pequeñas limosnas como si fueran caramelos para hacer pensar que miran por nuestro bien. Lo malo es que muchos se lo creen.    

LA INFLUENCIA CHINA EN GRUPOS ECOLOGISTAS DE ESTADOS UNIDOS

 

Reproducimos por su interés la noticia que publicaba ayer en portada el digital FOX NEWS, sobre la influencia de China en los grupos ecologistas de Estados Unidos.

 

 

El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC), un importante grupo verde de EE. UU. que ha influido en la formulación de políticas de la administración Biden , tiene vínculos profundos con el gobierno chino.

El NRDC, una organización sin fines de lucro con sede en la ciudad de Nueva York con activos totales que superan los $450 millones, ha trabajado extensamente en temas climáticos en China desde mediados de la década de 1990 y varios de sus principales funcionarios han trabajado para el Partido Comunista Chino (PCCh) o instituciones patrocinadas por el gobierno. 

El NRDC también mantiene una estrecha relación de trabajo con la administración del presidente Biden. La expresidenta del NRDC, Gina McCarthy, se desempeñó como zar climática de Biden desde enero de 2021 hasta principios de este mes. El presidente actual, Manish Bapna, ha asistido al menos a dos reuniones en la Casa Blanca, según muestran los registros de visitantes revisados ​​por Fox News Digital. 

El NRDC se comunica regularmente con la oficina del Enviado Presidencial Especial para el Clima John Kerry sobre cuestiones de política, según correos electrónicos internos del Departamento de Estado obtenidos por el grupo de vigilancia Protect the Public’s Trust y compartidos con Fox News Digital. 

En su sitio web, el NRDC destaca su colaboración con una “amplia gama de socios chinos e internacionales” para impulsar políticas verdes y “fortalecer” las regulaciones ambientales en el país.

LA OFICINA DE JOHN KERRY CONSULTÓ A GRUPOS AMBIENTALES DE IZQUIERDA DURANTE LA ELABORACIÓN DE LA POLÍTICA, LOS CORREOS ELECTRÓNICOS MUESTRAN

Sin embargo, el NRDC rara vez condena al gobierno comunista de China a pesar de la enorme huella de carbono líder en el mundo de la nación y su compromiso con la energía de combustibles fósiles. China representa alrededor del 27% de las emisiones globales totales, casi triplicando el total en los EE. UU., el segundo mayor emisor del mundo, según Rhodium Group, y continúa aprobando y construyendo una gran cantidad de centrales eléctricas de carbón.

“China se ha comprometido seriamente a convertir sus ciudades en lugares más saludables para vivir y actualmente lidera el mundo en instalación de energía renovable y penetración de vehículos eléctricos”, afirma el sitio web de NRDC.

Si bien el grupo tiene un programa internacional considerable que se extiende a Canadá, India y América Latina, su única oficina fuera de los EE. UU. está ubicada en Beijing, la capital de China. El sitio web en chino del NRDC afirma que la oficina está registrada en la Oficina de Seguridad Pública Municipal de Beijing y supervisada por la Administración Nacional de Silvicultura y Pastizales de China.

Las declaraciones de impuestos más recientes del NRDC mostraron que la oficina china cuenta con 35 empleados y tiene un presupuesto anual de $ 4,2 millones. En comparación, el trabajo internacional del grupo en América del Norte, América del Sur, el sur de Asia y el Medio Oriente tiene 11 empleados y un presupuesto anual de $1.1 millones.

No está claro si el NRDC acepta financiación directa o indirecta de personas u organizaciones afiliadas al gobierno chino. El Servicio de Impuestos Internos generalmente no requiere que las organizaciones sin fines de lucro divulguen públicamente la información de los donantes.

 

 

“PARECIAN ESTAR EN UN FUNERAL”

Da pena, por ser moderado y no buscar otro calificativo más fuerte. Me refiero a la forma de informar, o mal informar de gran parte de los medios de comunicación de este país nuestro.

Esta mañana las tertulias parecían estar en “un funeral”, los italianos se han equivocado y han votado a la derecha, “que atentado tan grande a los políticamente correcto”.

Los mismos medios que callan con las leyes absurdas, que nos trata de imponer una parte de los comunistas del Gobierno de España, los mismos que callan ante el sufrimiento de familias y empresas por no llegar a fin de mes, los mismos que no se preguntan seriamente los motivo del gran aumento de mortalidad en España, los mismos, que se callan después de darse 130 millones de euros a una fundación de la cuarta fortuna del mundo, mientras por ejemplo, en la isla de La Palma, muchas persona siguen sin hogar y viven en auto caravanas.

Parece ser, que un cuarenta cinco por ciento de los votantes italianos estaban equivocados y no votaron al globalismo que se lleva por delante la economía y la prosperidad de Europa.

Estoy radicalmente en contra de los extremos y creo en la moderación, en el acuerdo, en el diálogo permanente, pero estos medios, que están tan preocupados, debieran de preguntarse, de los motivos de los ciudadanos para cambiar y dejar a los partido clásicos, cada vez más solos.

¿No será que no se están preocupando de los problemas reales de las personas, que son cada vez más pobres, que ven que sus negocios se van a “pique”, mientras desde los Gobiernos y la UE de habla de restricciones, controles y normas con las que no están de acuerdo?

De todo ello se debieran preocupar, estos contertulios apenados en la mañana de hoy, se debieran preocupar también, de que si todo sigue así, un proyecto tan necesarios como es la Unión Europea, puede fracasar, por culpa de políticos apartados de las autenticas necesidades reales

Lo dicho, cada vez los medios de comunicación en general, están más

apartados de la realidad y ello es muy peligroso, para las propias libertades y por supuesto para la propia democracia.      

EL GRAVE CONTROL SOCIAL

La ocultación de gran parte de los anhelos de la sociedad, por parte de los medios de comunicación es un hecho.

El objetivo no es otro, que “anestesiar” con temas marcados desde los diferentes poderes y ocultar los temas de fondo que realmente interesan a la población.

La deslealtad y complicidad con la verdad, de demasiados medios de comunicación, no digo todos, pero si demasiados, sobre todo los más importantes, es de suma gravedad.

Cuando lo que la sociedad piensa en un momento dado, no es coincidente con lo que la élites que controlan indirectamente los medios quieren, se “torpedea” con calificativos y desprecios.

Lo estamos viendo en Europa, ahora mismo. Si el Gobierno que puede ser elegido como es el caso de Italia o fue el de Polonia o Suecia recientemente no gusta, se habla de extrema derecha y se crea temores infundados sobre el futuro, mientras ocultan los desastres de gestión de otros gobiernos y la contestación existente en las respectivas opiniones públicas.

Lo vivimos en la crisis Covid, cualquier información discrepante fue cortada de raíz o descalificada con la palabra “negacionista”, llegando al extremo de desprestigiar a Premios Nobel, ocultando sus opiniones.

Sin embargo, estamos en Europa, llegando al fin del trayecto. La UE, es hoy por hoy un vehículo “destartalado” controlado por el globalismo con el mando a distancia y por lo tanto, la opinión de las sociedades se han convertido en un problema para los poderes establecidos.

La UE, de ser un organismo necesario, se ha convertido en un problema, por vivir de espaldas a los pueblos y tratar de imponer leyes no consultadas y proyectos incomprensibles, que no facilitan una vida mejor, sino al contrario, producen retrocesos en nuestras libertades y formas de vivir.

Lo que se pretende ahora, es hacer creer, que retroceder socialmente, es decir: vivir peor, es un avance. Por ejemplo, que vivir a oscuras en maravilloso, que quedarse en el paro, porque la empresa no aguanta los costes energéticos es normal y así sucesivamente, todo para seguir empobreciendo, hasta llegar a la utopía de “no tener nada y serás feliz”.

En realidad trataran de hacer creer en los próximos meses u años, que lo blanco es negro y que todo es por nuestro bien.

Para todo ello, tienen a importantes medios de comunicación, bien “regados” de ayudas o intereses y preocupados para que todo siga igual.

No creo que lo consigan, porque hay tanta “porquería” en el desván que el olor acabará inundando todo.

Lo mismo que nuestros padres y abuelos, trabajaron mucho para dejar un mundo mejor y más libre, las nuevas generaciones, deben de pensar en su futuro y en el de sus hijos y si realmente tienen anhelos de mejorar y crear una sociedad más justa, más digna y en la que se respete de verdad al ser humano y sus libertades.

Sin embargo, tengo esperanzas, las esperanza, de que el bien acabará imponiéndose al mal y la libertad al totalitarismo.    

EL “DESASTRE” CUBANO

De esto en España, apenas se informa, cuando debiera de informase a diario, dada la relación de nuestro país con Cuba y su población, pero debe ser que lo políticamente correcto que parecen llevar a rajatabla la mayoría de los medios de comunicación, les impide contar nada o casi nada.

Según recoge el digital DIARIO DE CUBA, la isla sigue registrando apagones diarios de electricidad, en algunas poblaciones, los cortes de luz se eternizan y llegan a las doce horas, cosa que no es de extrañar porque sólo se puede generar por diferentes causas, el 57 por ciento de la energía necesaria.

La compañía estatal Unión Eléctrica, calculó que para las horas de máximo consumo del pasado jueves (tarde-noche), una capacidad de generación de 2.037 MW, cuando las necesidades alcanzan los 3.200 MW.

El estado de bienestar comunista, es incapaz de proporcionar suficiente energía eléctrica a una población desesperada y cansada de tantas promesas incumplidas y tantas mentiras.

La compañía eléctrica UNE, informó de que tenia cinco de las ocho centrales termoeléctricas fuera de servicio.

Falta de combustible, fallos debidos al más estado de las instalaciones, hacen que el sistema colapse en diferentes momentos del día.

A pesar de ello y dentro de la realidad comunista, el Gobierno de Cuba continua con su campaña “ Cuba Avanza”, lo que duele aún más a la población.

Esta falta de energía eléctrica, se puede unir a la falta de alimentos, que hace que una parte de la población sufra mucho para poder tener una alimentación suficiente.

El silencio cómplice de la administración Biden, de las cancillerías europeas y del globalismo en general es patético y demuestra la falta de verdad y dignidad que asola a las sociedades de medio mundo.    

FUNDADOR DE GREENPEACE ACUSA AL MOVIMIENTO AMBIENTAL, DE DEDICARSE A INFUNDIR MIEDO

Uno de los fundadores de Greenpeace, Patrick Moore, que abandono la organización después de haberla fundado, ha declarado que Greenpeace , fue secuestrada por la izquierda política.

A través de una serie de correos publicados por THE EPOCH TIMES, que recoge Libertad Digital, Moore ha declarado que el movimiento ambiental, se ha convertido en un movimiento político, que se enfoca principalmente a una narrativa dedicada a infundir miedo y culpa.

También el fundador de Greenpeace, opera a puerta cerrada con otros organismos, como el Foro Económico Mundial y la ONU.

Patrick Moore, acusa también al llamado Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de no ser en realidad una organización científica, sino que contrata a científicos, para que proporcione informaciones que respondan a la narrativa de emergencia climática.

Moore, también manifestó, que muchos dirigentes ambientales, piensan que los seres humanos son los enemigos de la Tierra.

Sobre las campañas contras los combustible fósiles, la energía nuclear, el CO2, o el plástico, ha dicho que estas campañas están equivocadas y diseñadas para que la gente piense que el mundo llegara a su fin, a menos que paralicemos la economía y nuestra civilización.

A juicio Patrick Moore, este tipo de organismos, son de influencia negativa en el futuro tanto del medio ambiente, como de la civilización humana.

LOS ESTADOUNIDENSES MÁS POBRES CON JOE BIDEN

Según recoge el Centro de Análisis de Datos de la Fundación Heritage, los estadounidenses que trabajan, son ahora 4.200 dólares más pobres, que cuando tomo posesión Joe Biden.

Esta pérdida tan grande es el fruto de unas políticas de gasto sin control del actual Gobierno del Partido Demócrata y de las políticas expansivas de la Reserva Federal, meses atrás.

El investigador de tema económicos E.J Antoni, ha dicho a FOX NEWS DIGITAL, que cada hogar ha perdido un promedio de 7.200 dólares, un número calculado al duplicar el número de inflación de 3.000 dólares y agregar 1.200 en pérdidas por los tipos de interés.

La cifra de pérdida de 4.200 dólares neutraliza el aumento experimentado durante el mandato de Donald Trump de 4.000 dólares.

Estos datos, pueden ser decisivos en las lecciones intermedias al congreso y Senado en el mes de Noviembre.

De el desastre económico en la gestión de Joe Biden, apenas se habla en Europa, cosa muy curiosa y que demuestra el dirigismo de algunos medios y su falta de criterio informativo.

El mes de noviembre está cerca, los resultados se verán.

“DESASTRE 20-30”

Cualquier persona que lea los objetivos de la llamada Agenda 20-30, se puede llamar a equivoco, pues sólo esconde palabras muy bonitas y grandilocuentes, muy ambiguas, para llamar al engaño.

En realidad, detrás esconde un plan malévolo que nadie ha votado, fruto de un acuerdo entre la ONU y una organización privada como el Foro Mundial.

Es decir, una entidad privada dice a los ciudadanos lo que hay que hacer y como tienen que vivir.

No hay control democrático, no hay control sobre la veracidad de los datos, sólo hay detrás una ingeniería social, patrocinada por unos pocos para adueñarse de nuestras vidas y dirigir los destinos del mundo.

Más que Agenda 20-30, se podrías llamar “Desastre 20-30”.

Se quiere crear al hombre nuevo, como si fueran dueños de nuestro destino.

Cuando se aprueban leyes climáticas extremas basadas en datos manipulados, se está procediendo a mandar a la pobreza a miles de familias, que ven perder sus puestos de trabajo.

Cuando se culpa a la ganadería y se nos quiere hacer creer, que comer carne no es bueno y que el ganado contamina, se estás mintiendo y también procediendo a mandar a la miseria a millones de ganaderos en el mundo.

Cuando se dice que somos demasiados y que no hay alimento para todos, se está mintiendo pues hay millones de hectáreas en el mundo sin cultivar.

Cuando se habla de emergencia climática, se miente y se consigue culpar al ser humano de la misma, cuando por ejemplo un solo volcán puede lanzar más CO2 que millones de coches y fabricas.

Y así podemos seguir, con tantos temas.

También la destrucción de la familia, para aislar al ser humano y dejarle indefenso es otro objetivo no dicho implícitamente, para ello, se crean la leyes LGTBI y toda una parafernalia, para ir contra la propia naturaleza humana.

En realidad, se trata de dejar al ser humano como una ”piltrafa” sin criterio propio, sin capacidad de crítica, destruyendo su dignidad, así se infiltra estas ideas en las propias religiones, privando al hombre de su propia naturaleza como ser creado a   imagen y semejanza de Dios.

Es un intento macabro, que muchos creen lleno de buenas intenciones cuando es todo lo contrario.

Esta en juego, la libertad del ser humano, su capacidad de crear y gestionar su destino y su dignidad. Todo esta ingeniería social, esta preparada para dominar el mundo económico, social y político al margen de la voluntad de las personas.

Es un “gran golpe a los Estados” a su independencia, a sus costumbres a su religión, a su manera de vivir y sentir. Es en definitiva un intento de llevar al ser humano a desesperanza, a la tristeza y a la dependencia total para dominarlo.

Estamos a tiempo para no caer en la trampa.